Barrios de Torrevieja: Torretas

Barrios de Torrevieja: Torretas
12 ago 2020

Las Torretas es una urbanización en Torrevieja que está ubicada al lado de la preciosa Laguna Rosa y, hay que decir, que para nada es un barrio prestigioso. Aunque eso no siempre ha sido así: hace unos cuarenta años la Torreta era uno de los complejos residenciales más famosos de toda España.

La historia de Torretas:

Desde el principio de los años 70 y hasta el final de los años 80 del siglo pasado, el programa de entretenimiento más popular y conocido de la televisión española era “Un, dos, tres… responda otra vez”. Además de numerosas canciones, bailes, bromas y chistes, en el programa se realizaban diversos concursos y, por supuesto, ¡se sorteaban premios!

Todos los viernes por la noche, la España entera se reunía en frente de sus teles para asistir a un milagro en directo. La espera se prolongaba hasta la medianoche, cuando por fin llegaba el mágico momento del sorteo y ¡los concursantes ganadores subían al escenario! Entonces, se sacaba un sobre que contenía una tarjeta con el nombre del codiciado premio. La presentadora del programa, Mayra Gómez Kemp (1982-1988), abría el sobre y, después de mantener en tensión al público y a los concursantes durante algún tiempo más, finalmente anunciaba a los afortunados que habían ganado el premio.

El regalo principal y más codiciado era ¡“una casa en Torrevieja"!

Así acababa esa celebración televisiva para volver de nuevo el próximo viernes. La mayoría de los españoles humildes (o simplemente no demasiado ricos) se iban a dormir y a soñar con Torrevieja: con una pequeña y acogedora casita junto al mar, donde es tan agradable pasar el verano… Casi como los ricos que desde hace mucho tiempo tenían la costumbre de poseer varias residencias junto al mar en la costa mediterránea española. ¡Y ahora, ese maravilloso lujo era accesible también para la clase media y obrera!

Antonio Toré Toré, el propietario de una empresa constructora malagueña, fue el hombre que hizo posible que este concurso de televisión española tuviera esos premios tan importantes. A principios de los años 70 construyó varios edificios de viviendas en la localidad malagueña de Torre del Mar. Para publicitarlos y aumentar las ventas ofreció unos apartamentos como premios en el programa "Un, dos, tres…", que empezó a emitirse en el año 1972. El empresario murió en el 1975, pero un lugar publicitario tan bueno ya no podía quedarse vacío, y unos años después fue ocupado por un conocido empresario de nuestra zona, Julio Quesada, quien también construyó uno de los conjuntos residenciales más grandes (y más prestigiosos) de Europa, Ciudad Quesada, situado a pocos kilómetros de Torrevieja y Guardamar.

En aquellos tiempos, la empresa de Quesada (ahora conocida como Masa International) construía viviendas y conjuntos residenciales a lo largo de toda la costa de la provincia de Alicante. Para impulsar las ventas Julio Quesada recurrió a la televisión y comenzó a ofrecer "un apartamento en Torrevieja" como premio en el programa "Un, dos, tres…".

Así que el conjunto residencial las Torretas y, junto con él, Torrevieja, florecían. La televisión atrajo a la ciudad a muchos turistas y no solo eran de clase obrera, sino también de las clases más adineradas. Torretas en aquellos días lejanos era un lugar acogedor, tranquilo y agradable para pasar unas vacaciones familiares: los niños jugaban seguros en las calles; las abuelas sacaban las sillas, las colocaban en las plazas cercanas a su casa, de las que había muchas, y se pasaban el día cotorreando sobre los vecinos, refrescándose en la sombra de los árboles a lo largo de las calurosas tardes de verano…

Las casas (o, mejor dicho, bungalows), que dieron a los afortunados concursantes del programa "Un, dos, tres…" eran muy simples y pequeñas: 50 m2, un par de dormitorios, una cocina, un baño, un pequeño patio interior y una terraza de unas dimensiones bastante decentes (30-40 m2) que daba a la calle. Para los estándares de hoy no es nada especial, pero en el momento en el que la mayoría de la población española ni siquiera podía soñar con algo como esto y, además, en la costa, ¡era increíblemente guapo!

Todo cambió durante la última crisis (en los años 2008 – 2013): de repente muchas viviendas quedaron abandonadas por sus propietarios, principalmente por la imposibilidad de pagar la hipoteca de su segunda residencia en Torrevieja. Los inmuebles vacíos, que cayeron en manos de varios bancos, rápidamente se deterioraron, atrayendo a todo tipo de marginales que ocupaban las casas deshabitadas; los parques y las plazas circundantes se cubrían de maleza, que cada vez se hacía más tupida y el barrio de las Torretas cayó en decadencia…

Las viviendas de los bancos (y, hay que decir, que la mitad de toda la urbanización entraba en esta categoría) atraían a compradores con ánimo de lucro: casas con un buen patio, 2 dormitorios y otras delicias inmobiliarias… En aquellos años aquí era posible comprar una maravilla a un precio realmente simbólico – desde unos 30 mil euros, mientras que un par de años antes, ¡costaban 120 mil! Nada mal, ¿verdad? Los alemanes, franceses y demás europeos se orientaron rápidamente, ya que, teniendo en cuenta su poder adquisitivo, estas cantidades les parecían ridículas. Los rusos tampoco se quedaron atrás y compraron por aquí bonitos, aunque necesitados de reparaciones y arreglos, adosados y bungalows. La verdad es que unos años más tarde estas casas, ya reparadas y en buen estado, aumentaron de precio en unos 30-40 por ciento, así que los inversores quedaron contentos.

Básicamente, no habría nada que contar sobre la zona de Torretas, si no fuera por su curioso y, en cierto sentido, brillante pasado.

Actualmente las autoridades de la ciudad han decidido poner en orden todo el territorio de las Torretas, que se echó a perder bastante a lo largo de la última década: prometen hacer y arreglar más zonas verdes y también poner buena iluminación, adecentar las carreteras y muchos otros prodigios. Y, claro está, juran deshacerse de los elementos indeseables que pululan por las calles del barrio. Bueno, ¡hay que esperar para ver si el Ayuntamiento cumple sus promesas!

Cabe señalar que no toda la zona es tan mala y desagradable: hay muchos rincones muy bonitos y apacibles, con sus casas cuidadas y rodeadas de jardines… También hay complejos residenciales cerrados, que son acogedores, verdes y para nada "problemáticos"! Al mismo tiempo, los precios para estos inmuebles son muy asequibles, sobre todo porque la zona de la Torreta no se encuentra ni en la primera, ni siquiera en la segunda línea de la playa, sino a un kilómetro de la costa: en coche está a solo 3 minutos, también hay un autobús en el que se puede llegar hasta el mar o al centro de Torrevieja en unos 15-20 minutos.

barrios de Torrevieja Torrevieja Costa Blanca

© 2020 Costal Real · Nota legal · Privacidad · Cookies · Mapa Web · Diseño: Mediaelx